Hollywood no quiere perder el carro de la tecnología y, siguiendo la estela del portal YouTube, se ha puesto manos a la obra para distribuir pequeños clips sobre sus programas de televisión y películas.

Audio no disponible.