Esto es el Sexting, pesadilla de padres y madres

Sexting

Cada vez es más común que los jóvenes compartan en sus redes sociales todo lo que hacen en su día a día: sus viajes, sus imágenes de fiesta o hasta sus desayunos. Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería son su refugio y en ellas vuelcan toda su vida sin preocupaciones pero no siempre son un lugar seguro. Un 26 por ciento de los usuarios españoles ignora los ajustes de privacidad que puede configurar en sus cuentas en redes sociales y publica todo el contenido de forma pública.

Dentro de esta práctica generalizada de compartir todo, sin tener en cuenta el efecto que esto puede tener, ha proliferado entre los adolescentes y jóvenes de todo el mundo el «sexting», un fenómeno peligroso consistente en intercambiar información íntima mediante fotografías o vídeos a través de aplicaciones de mensajería o en redes sociales. Esta nueva moda puede conllevar que las imágenes íntimas de los jóvenes lleguen a manos equivocadas, hasta llegándose a publicar en páginas webs pornográficas, o ser usada por cibercriminales para chantajear a las víctimas. Extremar las precauciones con la información que se publica o se comparte con desconocidos se convierte en necesario a día de hoy. Hay que disfrutar del verano y compartir diversión, pero teniendo cuidado con compartir nuestra intimidad y la que nos rodea cuando no procede.