Facebook puede tener problemas por su política de protección de datos en Europa

Facebook (Europa)

Facebook ha abierto la puerta a dejar de prestar servicio en la Unión Europea en caso de que se haga efectiva una prohibición sobre la transferencia de datos personales de usuarios europeos hacia Estados Unidos. La Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC), el principal regulador en el ámbito de la privacidad de Facebook en Europa, instó a la empresa de Mark Zuckerberg a dejar de transferir datos desde el bloque comunitario hacia Estados Unidos. Facebook decidió recurrir la decisión ante la Justicia irlandesa, que le concedió una suspensión hasta que se resolviera la disputa legal entre la empresa y el regulador.

Como parte de este proceso, Facebook ha remitido al juzgado un escrito argumentando que la prohibición tendría un elevado impacto en sus operaciones. «En caso de que Facebook estuviera sujeta a una suspensión completa de los datos de los usuarios hacia Estados Unidos, como parece ser la propuesta de la DPC, no está claro cómo Facebook, en estas circunstancias, podría seguir proporcionando los servicios de Facebook e Instagram en la Unión Europea», ha explicado la máxima responsable en protección de datos y privacidad de la empresa en Europa. Posteriormente, la compañía ha especificado que no está amenazando con abandonar Europa, si no que los documentos remitidos al juzgado pretenden demostrar que Facebook y otras muchas empresas dependen de las transferencias de datos entre Europa y Estados Unidos.