¿Estamos dispuestos a pagar más por un ‘smartphone’ que ofrezca mayor vida útil?

Los consumidores aguantan con el mismo ‘smarphone’ 30 meses de media antes de cambiarlo por uno nuevo, e incluso se muestran dispuestos a comprar un dispositivo que presente una vida útil más duradera aunque tenga un precio más alto. El precio y las características técnicas siguen siendo el principal motivo de compra de los consumidores españoles a la hora de adquirir un ‘smartphone’. A pesar de ello, los temas relacionados con la sostenibilidad de estos aparatos electrónicos van ganando cada vez más peso, no sólo en la decisión de compra del usuario sino también en la cantidad que decide gastar.

El 60 por ciento de los consumidores considera muy importante el consumo sostenible de teléfonos móviles. Además, la mayoría de usuarios aguanta cada vez más tiempo con el mismo teléfono antes de cambiarlo por uno nuevo, al no observar grandes cambios en comparación con los nuevos aparatos que salen al mercado. Incluso cuando deja de funcionar prefieren reparar el suyo o adquirir un móvil que ha sido reacondicionado, antes que comprar uno nuevo. Hasta hace no mucho, cambiábamos de móvil cada año y medio y hoy en día aguantamos con el mismo teléfono una media de 30 meses.