El último cable submarino de Google llegará a Euskadi

Cable Submarino Google ha anunciado la instalación en el municipio vizcaíno de Sopelana (cercano a Bilbao) del cable submarino Grace Hopper, el primero financiado por la compañía norteamericana que conectará Estados Unidos, Reino Unido y la Península Ibérica. El objetivo del proyecto es aumentar la capacidad y la potencia de los servicios de Google y mejorar «la infraestructura general de telecomunicaciones europea», ha destacado la empresa. En concreto, el cable conectará Sopelana con puntos cercanos a Nueva York (EE.UU.) y Bude (Reino Unido), y se prevé que llegue a la costa británica a finales de este año.
El amarre del cable en Sopelana ha sido dirigido por Telxius, la filial de infraestructuras de telecomunicaciones de Telefónica, y utiliza una tecnología de «conmutación de fibra» que encamina el flujo de datos de forma más eficaz para evitar ralentizaciones y cortes. «Grace Hopper y la futura región de datos de Google Cloud en Madrid nos ayudarán a satisfacer la creciente demanda de conectividad y servicios de gran ancho de banda en España», ha destacado la empresa estadounidense. El cable submarino debe su nombre a la «revolucionaria de la informática» Grace Hopper, que inventó la teoría de los lenguajes de programación independientes de la máquina y más cercanos al habla humana, uno de los primeros y más importantes pasos en la construcción de la actual infraestructura informática mundial.